Inaccesible y cercano

  • Te necesito porque eres como azúcar para mi cerebro y sin tus huellas no sé hacia dónde dirigir mis pasos.
  • Te necesito en el espacio público e íntimo, en el tuyo, en el mío, expuestos a las miradas de todos y ninguno, donde solo unos pocos, como en un club elitista, tienen cabida.
  • Te necesito para compartir fantasías, para fundar utopías y desenmascarar dictaduras mentales.
  • Te necesito para obtener tu perdón si en algún momento pasado, presente o futuro, te ofendo o influyo en modo negativo en tu mundo.
  • Te necesito en fín, inaccesible y cercano, sin más porqués y un último para: volver a sentir mi aliento de nuevo.
Anuncios