Introito

introito [introito] m.

  1. Entrada o principio de un escrito o de una oración.
  2. Lo primero que decía el sacerdote en el altar al dar principio a la misa.
  3. En el teatro antiguo, prólogo para explicar el argumento del poema dramático al que precedía, para pedir indulgencia al público o para otros fines análogos. [Del lat. introĭtus ]

He de cargarme de valentía para hablar porque sé que antes o después llegará a este párrafo en el que me encuentro desnuda ante su mirada, y me reconocerá, y se preguntará qué me traigo entre manos. En cambio usted no se sentirá retratado y dudará de su condición de protagonista por algunas coincidencias que ya sabe, cualquier parecido con la realidad es pura ficción.

Sin cambiar de tema he leído que
“Cuando dos personas se encuentran en la India se saludan reconociendo a la divinidad que hay en todos los seres vivos. Se juntan las manos como en oración, se extienden los brazos señalando al recién llegado y se dice:

  • “Saludo al Dios que hay en ti”.

Después se llevan las manos a la frente y se agrega:

  • “Con mi mente”.

Con las manos juntas sobre el pecho:

  • “Con mi corazón”

y llevando las manos a los labios se concluye:

  • “Con mi palabra”.

Ha de saber usted que estoy dispuesta a saludarle de esta manera a pesar de mis dudas en cuanto a los dioses –los héroes son otra cosa- y añadir que opto por ser agnóstica porque como bien definió el gran Borges:

“ser agnóstico quiere decir que todo es posible, incluso Dios. Hasta la Santísima Trinidad. Siendo agnóstico vivo en un mundo más grande y más fantástico, casi espectral.”

Imagen


Anuncios

3 comentarios en “Introito

  1. Es hermosa esta entrada, aunque lamento ser un aguafiestas…

    En la India algunos puede que se den los buenos días así, pero me parece que son muchos más los que se masacran (no son tan delicados como Borges) por causa de su diferente religión o raza.

    Ya hay 400.000 desplazados sólo en la región de Assam por causa de los ajustes de cuentas entre musulmanes y miembros de la etnia Bodo. La gente huye por millares desde Bangalore hacia el noroeste, así que no creo que tengan tiempo de saludarse de este modo con los que les quieren degollar por motivos étnicos y religiosos.

    En tiempos no tan lejanos, en Europa se hacía lo mismo por cuestiones relativas a la Santísima Trinidad o a los genes. Desde luego todo es posible, incluso en el ancho mundo de las fantasías de la religión… siempre que no se las tome en serio.

    Decían, creo que era Plantu en una viñeta: “No tengo nada contra los que le hablan a Dios, los que me dan miedo son los que viene a decirnos que Dios, a ellos, les responde” (y yo añadiría: “y les da instrucciones y mandatos para todos”)

    En todo caso el blog es estupendo y las fotos de primera.

    Saludos

    ensondeluz.com

    1. (emoticono de sorpresa/vergüenza) Si me descuido pasa un año sin que sepas que tu comentario no cayó en saco roto. La India es un país que siempre me ha impresionado y al que nunca he querido ir. Las diferencias de clases, el machismo, el hambre, la lucha por la supervivencia, las masacres, las multitudes, en fin, múltiples factores pero sobre todo ¡el curry! Su olor me da angustia como creo me daría el de los cadáveres flotando en el Ganges.

      Creo en la mística, no en las religiones pues opino como tú.

      Con esta entrada solo pretendía escribir algo bonito y por tus palabras lo he conseguido.
      Muchas gracias y disculpa el tiempo esquimal que me he tomado para contestar.

      Saludos

tu impresión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s