Puedo resistirlo

bridemos al ocaso
imagen de Miguel Veiga Teijido

“Puedo resistirlo todo, excepto la tentación.”  Oscar Wilde

Podríamos hablar del tiempo, de la crisis o de la próxima huelga general más sería un desgaste de saliva que lo suyo es dedicar a mejores menesteres. Por eso, mejor comenzar como los viejos amigos cuando al reunirse sacan historias antiguas y en donde siempre hay alguno que lo recuerda de modo diferente, o con más detalles, o mejor aún, como los viejos amantes contando cómo se conocieron.

Fueron unas crueles horas caníbales para ambos. Yo desterrada. Usted buscándose así mismo. Nos recauchutamos mutuamente ¿recuerda? Y fue una experiencia maravillosa. Coincidirá conmigo en que estábamos encantados de habernos encontrado en los laberintos de los Sinnombre, tan distintos, tan iguales.

Existe un lenguaje interno, una especie de telepatía real solo comprensible para aquellos que pueden experimentarlo. Nosotros lo dominábamos a la perfección. Puede que la ciencia haya resuelto parte del misterio con un neutrino y a nosotros se nos salieron muchos neutrinos por las teclas hasta dar en el blanco a la velocidad de la luz (y de los neutrinos( aquellas angustiosas horas que se permitieron lujurias imaginarias, tempestades de emociones; pasé de ser una cerilla mojada a un bosque incendiado y usted tratando de poner brocados a una mula de monte casi extinta consiguió que me concentrara en la zanahoria ¡qué tiempos aquellos! ¡Ah que tiempos! ¿Ve? ¡Al final cuando dos extraños se ven terminan hablando del tiempo!

Anuncios

tu impresión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s