fuera de lugar

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hubo un tiempo en el que llegué a creer que estaba usted en todas partes. De verdad. Siempre sumergido, subliminal y evidente|mente valientes solo a ratos: ambos.

Nunca creí al 100% en mis relatos, en cambio los suyos me dieron de lleno en todos los neurotransmisores. Sus imágenes, sus interioristas discursos, síntesis, sus cuentos, sus descuentos, sus en fin, evidencias de que siendo tan distintos parecía haberse establecido un puente en el que se traficaba con fantasías y ficticias realidades, que real|mente me sacaron del averno ([y créame, está aquí mismito en la tierra, (es la muerte en vida) en mi cama… en el duro suelo de los cajeros que si me dan a elegir me quedo con lo segundo y el puente]) y usted y usted que me devolvió a la vida.

Me sentí en deuda entiéndame hasta tal punto que desde entonces y hasta que el servidor quiera continuaré aquí, agonizando como una luciérnaga o deslumbrándole con mi torpe empecinamiente pero siempre fiel a su discurso, a sus principios, a mis aborígenes sentimentos y al honor de perdurar en este acogedor e íntimo lugar.el banco.

Anuncios

tu impresión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s