algún día

Amada, yo quería escribirte un panegírico, algo que ensalzara tus virtudes que eran muchas pero a la misma vez suponían tu perdición, por eso este retraso en mis letras, en mis parcas emociones, en mi no saber por dónde empezar.

Te levantabas la primera y te acostabas la última trabajando sin descanso, sentándote solo para desayunar, comer y cenar, sin dedicarte ni un instante para ti, y sin embargo no he podido encontrar en ningún lugar unas manos tan bonitas como las tuyas, con las uñas perfectas y la piel tan suave a pesar del poco cuidado que les dedicabas, ni los productos de limpieza sin guantes, “porque ya sabes, gato con guantes no caza ratones“, ni la operación de un tumor hicieron mella alguna en ellas.

Lo único que he podido encontrar busca que te busca ha sido esta imagen

tú y yo
que me recuerda mucho a cuando compartíamos el mismo techo
Anuncios

tu impresión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s